Coaching    

 

    Inteligencia emocional

     Aprende a aumentar y utilizar tu potencial

 

    Coaching empresarial

      Coaching Ejecutivo, Equipos y Liderazgo.

 

    PNL

     Programación neurolingüística

       inicio       coaching       autoestima       coaching personal       sabiduría
Coaching

Coaching es...


Es una disciplina de síntesis enteramente situada en la esfera de la acción y de la aplicación.

 

Crea tu propia realidad de forma consciente

 

El coaching tiene como objetivo eliminar los obstáculos externos e internos con el fin de alcanzar una meta.

El coaching te permite ser el autor y el creador de tu propia realidad. Durante el proceso de coaching dejas de ser víctima de las circunstancias y te conviertes en creador de tu propia realidad.

 

manual_coaching


 

Coaching, Aprendizaje Y Cambio

 

Portal-Coaching: Coaching, Aprendizaje Y Cambio

 

Coaching, Aprendizaje Y Cambio

Una competencia es definida por Spencer y Spencer (1993), como: “Una característica subyacente en el individuo que está causalmente relacionada con un estándar de efectividad y/o con un performance superior en un trabajo o situación”. Donde la característica subyacente significa que la competencia es una parte profunda de la personalidad y puede predecir el comportamiento en una amplia variedad de situaciones y desafíos laborales. Causalmente relacionado significa que la competencia origina o anticipa el comportamiento o el desempeño.

Para llegar a definir las competencias de un Coach, se comienza, en este documento, por definir la práctica de su profesión es decir el Coaching.

En la literatura sobre Coaching se encuentras un gran número de definiciones, que llevar a resumir de la manera siguiente: es una disciplina con fundamentos filosóficos propios, orientada al proceso y a la acción, donde se examinan, observan, interpretan, distinguen y descubren los mejores caminos para lograr resultados productivos y satisfactorios. En el Coaching intervienen distintas disciplinas como la ética, la moral, la comunicación, la sociología, la psicología, la filosofía y la antropología, entre otras. Se sustenta en los valores que emergen de las personas, en la confianza, el compromiso y en el sentido de la vida.

El objetivo central de esta disciplina, es que el Coach ( tutor) genere conciencia y acciones que permitan avanzar al Cochee (pupilo) de su estado actual, a su estado ideal o deseado (lo que representa un proceso de cambio de sus modelos mentales y comportamiento); y que se desarrolle en esta relación un proceso poderoso de aprendizaje significativo y de comunicación productiva.

Para llevar a cabo tan delicada e importante labor, el Coach requiere comprender la naturaleza y finalidad del Coaching. De acuerdo a distintos autores entre los que destacan Zeus y Skiffington (2002), Salazar y Molano (2000) y Dezerega (2008) los Coaches en potencia y responsables, verifican su realidad y sus expectativas acerca de lo que es y no es Coaching, y si se ajusta o no a sus características personales. Por otra parte, se espera toda persona antes de dedicarse a ejercer la profesión de Coach, debe tener en cuenta los siguientes factores:

a) Autoconcepto. El cual está relacionado con la consciencia de sí mismo y el reconocimiento de los puntos fuertes y limitaciones, del mapa mental, modelos mentales o paradigmas a través del cual se interpreta el mundo, del estilo de interacción con los demás, de la capacidad de adaptación al cambio. La visión que tenemos de nosotros mismo casi siempre equivale a como nos ven los demás.

b) Intereses. Es necesario que sienta curiosidad por lo que motiva a la gente y consciente de los sentimientos y pensamientos. Este interés necesariamente tiene que ser genuino por la profesión de los demás, su estilo de vida, sus objetivos y visiones construyendo un buen punto de partida.

c) Capacidades. Muchas de las técnicas y competencias del Coaching se pueden aprender sin embargo, existen determinas capacidades naturales que garantizan un mejor desempeño en esta disciplina como por ejemplo la agilidad mental, la capacidad de resolución de problemas y un alto nivel de operatividad interpersonal (sensibilidad, empatía y reflexión).

d) Sistema de Valor. Los valores del tutor constituyen el centro neurálgico de la relación de Coaching. Y en consecuencia los valores constituyen el fundamento en la relación tutor pupilo. Para establecer objetivos y planes de acción congruentes con las aspiraciones y la visión del Coachee, el tutor debe ser capaz de analizar en profundidad sus valores. La base de los objetivos reside en los valores personales.

e) Dominio de competencias emocionales y corporales. El Coach requiere tanto incrementar sus competencias lingüísticas y cognitivas, necesariamente perfectibles, como también dominar competencias emocionales y corporales que le faciliten a él, y a las personas, equipo y organizaciones a su cargo, alcanzar situaciones de óptimo desempeño, conducentes a altos niveles de prosperidad, felicidad y aprendizaje con confortabilidad espiritual, aceptando lo que es ser, un ser humano en convivencia con otros, aceptando y respetando diferencias.

f) Motivación y competencias personales, sociales y sistémicas. Son comportamientos vitales para poder influir y lograr lo necesario en la relación de Coaching. La vocación se dirige a servir a otros, es decir lograr que otros logren lo que desean con la acción del Coach como líder transformacional.

g) Conocer a la perfección un modelo para el cambio Organizativo: Modelo de cambio personal en el Feedback y se desarrolla en cuatro etapas ( Desaprendizaje, Cambio, reaprendizaje, institucionalización del cambio); Modelo motivacional de Cambio ese contempla cuatro fases que debe tener en cuenta el Coach en el proceso de Coaching (pre contemplación, Contemplación, Acción del cambio, Mantenimiento del cambio).

Con relación a esta última competencia general que debe poseer cualquier Coach profesional, de acuerdo a Bass y Avolio (1994), el constructo Liderazgo Transformacional está asociado, a inspirar a los seguidores (pupilos, grupos, organizaciones) de cuatro maneras diferentes: Influencia a través de Ideales, Motivación Inspiradora, Estimulación Intelectual, Consideración Individualizada. Reinterpretando cada uno de estos aspectos dentro de la relación de Coaching pueden definirse de la forma siguiente:

La influencia a través de ideales, tiene relación con valores, estándares éticos y metas a largo plazo; involucra valorar las motivaciones de los seguidores y en este sentido juega un rol crucial en la precipitación del cambio, la motivación y el aprendizaje significativo; de modo que el Coach y su pupilo estén inextricablemente vinculados en el proceso de Coaching.

La Motivación Inspiradora, guarda correspondencia con la comunicación de expectativas, en cuanto a las metas y objetivos del Coachee, la propuesta de reto, inspirando su motivación a comprometerse y formar parte activa en su cambio, por una parte, y por la otra hacer que se cuenta, hacer que el Coachee se haga cargo de lo que se da cuenta y hacer que se atenga a las consecuencias de hacerse cargo o no hacerse de su proceso de cambio. En la práctica, el Coach utiliza símbolos y apela a la emoción para focalizar a los cochees a hacer esfuerzos por alcanzar más de lo que podría motivar sus intereses personales

Estimulación Intelectual, refiere al liderazgo del Coach que estimula a los individuos a ser creativos e innovadores, fomentando el que intente nuevos acercamientos a los problemas y desarrollen formas innovadoras para resolverlos. En consecuencia, está relacionada con acciones y comportamientos tales como la estimulación de la creatividad y la innovación en los pupilos, a través del cuestionamiento constante y de la búsqueda de nuevas formas de realizar sus actividades, reformulando los problemas y retándolos a buscar alternativas fuera del status quo y/o su zona de comodidad.

Consideración Individualizada, se basa en proveer de un clima de apoyo, destinando parte de las energías a escuchar atentamente (escucha activa) a las necesidades individuales de sus pupilos. Puede delegar responsabilidades, como método para ayudarlos a alcanzar sus retos personales. De esta forma, se presta atención especial a las necesidades de las personas en forma individual y grupal, para desarrollarse y crecer en función de sus necesidades.

Otro aspecto importante a resaltar en cuanto a las competencias y comportamiento de los Coach en el proceso de Coaching, como metacompetencia (competencia que abarca y exige otras competencias), es que de acuerpo al tipo de Coaching y modelo que utilice para lograr los cambios y el aprendizaje de sus pupilos, va a necesitar otro grupo de competencias, comportamientos y sus distintas técnicas.

En consecuencia, para el Coaching ejecutivo, el tutor o Coach necesita tener formación práctica de técnicas de comunicación, desarrollo de capacidades ( ensayo, práctica y Feedback), gestión del conflicto, técnicas de negociación, manejar el Coaching de equipo o grupo, capacidad para la autorregulación de las emociones, competencia para desafiar y confrontar creencias, pautas de conductas que limitan el desarrollo y aprendizaje de los pupilos, capacidad para analizar y desarrollar eficazmente las relaciones interpersonales.

Para el Coaching empresarial, el Coach requiere las siguientes competencias y comportamientos para lograr: reestructuración organizativa, establecimiento de una cultura de Coaching, planificación estratégica, valoración de la gestión de rendimiento, desarrollo de iniciativas de cambio, establecimiento de enfoques para afrontar la resistencia al cambio, identificación de cuestiones fundamentales en la organización, mejorar del clima de trabajo y de la moral del grupo y el trabajo con individuos en proceso de transición.

En este orden de ideas, Cook (2001) resume que un Coach efectivo ayuda a desarrollar las habilidades de sus Coachee, ayuda a diagnosticar los problemas de desempeño y comportamiento, a corregir el desempeño insatisfactorio o inaceptable, fomenta relaciones laborales productivas, brinda oportunidad para dar a conocer el aprecio, estimula comportamiento de autocoaching y mejora el desempeño y la actitud. De igual manera plantea que un Coach efectivo es aquel que es capaz de ser en el proceso de Coaching: positivo por ser su función alcanzar las metas de productividad, entusiasta porque infunda energía positiva en cada encuentro, comprensivo en cuanto sirve de guía para guiar previendo las necesidades y evitando que los problemas se presenten, confiable, directo y orientado a la meta.

En cuanto a la formación y conocimiento explícito que debe poseer un Coach profesional, distintos autores convergen en afirmar que no existe un canon de determinada área de profesional que deba poseer un individuo para ser Coach. Es así como una revisión por la internet lleva a considerar que las asociaciones internacionales de Coaching albergan en sus staff hombres y mujeres de distintas profesiones ( médicos, docentes, abogados, psicólogos, sociólogos, antropólogos, ingenieros, administradores, entre otros). Por su parte la Federación Internacional de Coaching (2008), plantea que existe un grupo de competencias alineamiento que debe existir en la formación del Coach, las cuales a saber son consideradas competencias críticas y esenciales para que un Coach se demuestre competente y profesional:

a) Crea los cimientos, las bases del Coaching: alcanzando los lineamientos éticos y estándares y normas de la profesión, establece el acuerdo de Coaching.

b) Co-crea la relación de Coaching: Establece la intimidad y confianza con el cliente, posee presencia y consciencia abierta de Coaching.

c) Se comunica efectivamente: Escuchando activamente, ejerciendo comunicación directa y poseyendo las habilidades para aplicar preguntas poderosas. Es decir hacer preguntas que evoquen el autodescubrimiento, consciencia interior, compromiso y acción. Así mismo que revelen su escucha activa, la comprensión sobre la perspectiva del cliente y la información necesaria para logara el mayor beneficio para el Coachee o pupilo así como, para la relación de Coaching. Preguntas capaces de dirigir al cochee hacia lo que desea buscando un nuevo aprendizaje y cambio

d) Facilita el aprendizaje y los resultados: Creando conciencia como una habilidad para integrar y evaluar con precisión las múltiples fuentes de información y hacer interpretaciones que ayuden al cliente o Coachee a obtener mayor consciencia y así lograr los resultados que sean acordado. Diseñando el método de acción, como la habilidad del Coach de crear conjuntamente con el Coachee oportunidades continuas de aprendizaje durante el Coaching. Planeación y definición de metas. Como la habilidad para desarrollar y mantener un plan de Coaching efectivo con el cliente. Manejando el progreso y el nivel de responsabilidad y compromiso, es la habilidad de mantener la atención en lo que es importante para el Coachee y dejar la responsabilidad de la acción en manos del mismo.

1.Es así, que para que para Zeus y Skiffington (2004), el Coaching es el vehículo y una plataforma para el aprendizaje, específicamente el aprendizaje adulto o andragógico. Así por ejemplo los individuos que alcanzan el éxito basan sus acciones en cuatro valores: Mantener el control unilateral; Maximizar los logros y minimizar los fracasos; eliminar los sentimientos negativos y ser tan racional como sea posible.
De acuerdo a Martínez (2006) el que aprende construye su propia realidad en función de sus experiencias previas, estructura mental y las creencias que utiliza para interpretar objetos y eventos. Lo que alguien conoce es aterrizado sobre las experiencias físicas y sociales las cuales son comprendidas por su mente.

De esta manera el Coaching puede ser considerado desde la teoría constructivista. Se asume en este documento como Teoría Constructivista, aquélla que entiende que el conocimiento es el resultado de un proceso de construcción o reconstrucción de la realidad, que tiene su origen en la interacción entre las personas y el mundo. Así mismo, se asume como teorías constructivistas de aprendizaje al cuerpo de teorías que tienen en común la idea de que las personas, tanto individual como colectivamente, construyen sus ideas concerniente a su medio físico, social o cultural.

Como enfoque andragógico, el constructivismo explica la forma en que los seres humanos construyen el conocimiento y enfatiza en el rol de todo tipo de interacciones para el logro del proceso de aprendizaje. Convirtiéndose en este proceso, en participante activo y el principal responsable de su aprendizaje.

Científicamente, la base de la Teoría Constructivista se fundamenta en los aportes de la sociología, biología y la psicología, principalmente de la psicología cognitiva, psicología genética, psicología culturalista. Se establece en la teoría de la percepción, particularmente en la explicación de los fenómenos de ilusión óptica y en los modelos del procesamiento de la información propuestos por la psicología cognitiva para explicar la actividad o proceso constructivo interno del aprendizaje.

La perspectiva constructivista describe el aprendizaje como un cambio en el significado construido desde la experiencia, y, conocimiento como una interpretación subjetiva de la experiencia. El aprendizaje se relaciona con la construcción de nuevas interpretaciones. La construcción del conocimiento es un proceso de pensar sobre la experiencia e interpretar y, como cada individuo tiene un conjunto de experiencias diferentes, cada quien, construye un cuerpo único de interpretaciones. Hay aprendizaje cuando el conocimiento ha cambiado en la dirección que permite interpretar la experiencia de una manera más completa, compleja, o redefinirla, como se espera suceda en el proceso de Coaching efectivo.

El aprendizaje, está determinado por una interrelación compleja entre el conocimiento que posee el sujeto que aprende, el contexto social y los problemas que deben ser resueltos. El aprendizaje constructivista subraya el papel esencialmente activo de quien aprende. Este papel activo está basado en las siguientes características de la visión constructivista :

1.La importancia de los conocimientos previos, de las creencias y de las motivaciones del que aprende.
2.El establecimiento de relaciones entre los conocimientos para la construcción de mapas conceptuales y la ordenación semántica de los contenidos de memoria (construcción de redes de significados).
3.La capacidad de construir significados a base de reestructurar los conocimientos, de acuerdo con las concepciones básicas previas del sujeto.
4.Los sujetos aprenden dirigiendo sus capacidades a ciertos contenidos y construyendo ellos mismos el significado de esos contenidos que han de procesar. De esta manera, el aprendizaje constructivo ha sido definido como un producto natural de las experiencias encontradas en los contextos o ambientes de aprendizaje; en los cuales el conocimiento es clasificado y ordenado de manera natural.
. Así mismo, Coll (1996) plantea que entre los principios que se asocian a la concepción constructivista del aprendizaje y la enseñanza, se encuentran los siguientes:

Cuadro 1

Principios Constructivista del Aprendizaje. Coll (1996)

Principios.

El aprendizaje implica un proceso constructivo interno, por lo que se considera subjetivo y personal.

El aprendizaje se facilita gracias a la mediación con los otros, lo que conduce a decir que el aprendizaje es social y cooperativo.

El grado de aprendizaje depende del nivel de desarrollo cognitivo, emocional y social, además de la naturaleza y estructuras de conocimiento.

El inicio del aprendizaje son los conocimientos y experiencias previos que tenga el sujeto.

El aprendizaje se facilita mediante apoyos que logren conducir a la construcción de puentes cognitivos entre lo nuevo y lo ya conocido.

Dentro de las teorías de aprendizaje constructivista, unas consideran prioritaria la actividad del individuo en la construcción del conocimiento y otras, la del contexto social. Sin embargo, el constructivismo se ha transformado en la piedra angular del proceso educativo contemporáneo.

. En este orden de ideas el aprendizaje implica un cambio relativamente persistente en un posible comportamiento de un individuo como resultado de la experiencia. El Coaching potencia la capacidad del individuo para aprender y actuar con eficacia. De acuerdo a Zeus y Skiffington (op cit) El Coaching es aprendizaje.

El aprendizaje, de acurdo a lo planteado anteriormente, es una experiencia personal: así como las maneras de percibir, sentir, pensar y actuar difieren de un individuo a otra. Cada individuo se inclina por un método de aprendizaje específico. Algunos prefieren aprender escuchando, otros viendo o leyendo. El Coach debe tomar en cuenta el método de aprendizaje predilecto o los canales de acceso preferenciales por el Coachee.

Entre las herramientas de las que dispone el Coach o tutor, para lograra lo antes planteado se encuentran, entre otras, la Programación Neurolingüística (PNL). La Programación Neurolingüística es un metamodelo de comunicación propuesto por Richard Bandler, psicoterapeuta getalista, John Grinder, lingüista y otros autores. Ellos han venido desarrollando una forma que intenta describir, explicar sistematizar los aspectos verbales y no verbales de la comunicación humana que ocurren en la relación psicológica y que contribuyen de alguna forma a producir el cambio en los esquemas mentales del individuo.

La PNL se concentra sobre la estructura de la experiencia más que en el contenido de ella, por lo que se presenta también como el estudio del COMO la experiencia subjetiva; el estudio del mundo subjetivo de las personas y de la forma como ellas estructuran esa experiencia subjetiva y la comunicación a otros niveles del lenguaje. La conducta, es este sentido, es percibida por este enfoque como consecuencia o resultados de complejos procedimientos neurofisiológicos de la información percibida por los órganos sensoriales; procesamiento que son representados, ordenados y sistematizados y modelos y estrategias, a través de sistemas de comunicación, como el lenguaje. Tales sistemas tienen componentes que hacen posible la experiencia y que pueden ser intencionalmente organizados ( programados) para alcanzar ciertos propósitos específicos..

Uno de los fundamentos teóricos de la PNL se relaciona con algunos supuestos del constructivismo, según los cuales lo que denominas realidad es una invención no es un descubrimiento. Es, pues, una creación de un creador que no está consciente de su acto pero a quien su creación le determina a la larga el comportamiento y la manera de ver el mundo.

Así para el constructivista y para los cultivadores de la PNL, los seres humanos vivimos en un mundo “real” , pero no operamos directa e inmediatamente sobre ese mundo, sino que actuamos dentro de él usando “mapas” , “representaciones”, “modelos” o interpretaciones codificadas de la realidad; los cuales creamos o inventamos permanentemente mediante el sistema de representaciones sensoriales.

Esos mapas no son el territorio., difieren de él es una representación del mundo y como tal puede presentar distorsiones, limitaciones y empobrecimientos, derivados de las características peculiares de la experiencia de cada individuo. Asimismo, ese mapa se puede descartar o mantener, según la utilidad que preste al individuo.

De lo antes expuesto se resume que la conducta del ser humano es primordialmente generada, mediada y afectada por los constructos y las representaciones que aquellos crean de su experiencia del mundo. El objetivo de la psicoterapias, al igual que la del Coaching, es el de ayudar a la persona a darse cuenta de esas distorsiones y limitaciones para que accione hacia el cambio de su modelo o mapa del mundo; es decir, a enriquecer, ampliar y expandir su manera de representar la realidad.

Así mismo, el sistema de representaciones en PNL esta constituido por la modalidad característica que cada individuo desarrolla y usa para:

a) Procesar los datos con los cuales se relaciona cotidianamente,

b) Representarse mentalmente las cosas y los fenómenos ,y,

c) Conocer así el mundo en que viven, mostrando un comportamiento específico ( verbal o no verbal).

Esos estilos característicos de abordad la realidad mediante nuestros órganos señoriales: la visión, la audición, el gusto, el olfato, los sentimientos y loas sensaciones corporales; poseen una extraordinaria potencia para iniciar, modular, guiar y modificar la conducta a través del proceso del Coaching y son básicamente tres: El canal Visual (V), el Auditivo (A) y el Kinestésico (K), el cual incluye también sabores y olores. Así, pues, cada persona probablemente procese la información sobre cualquier evento a través de uno de esos tres canales o sistemas de representación principal. Por otra parte, cada ser humano tiene un sistema de lenguaje que emplea para comunicar o representar a otros su experiencia del mundo. De este modo el lenguaje viene a ser también un sistema de representación o más bien un meta-sistema de representación, mediante el cual el ser humano representa sus representaciones.

De esta manera la PNL es considerada una “tecnología” o modelo de comunicación, que vista desde el proceso de Coaching, el Coach es esencialmente un comunicador que concibe éste como una situación comunicacional. En esta situación, el proceso de cambio se opera mediante un esquema de tres pasos: 1) la identificación del estado o condición presente, 2) la evaluación de los recursos disponibles en el Coachee, y 3) la identificación de estados deseados, en forma de resultados o metas.

CONCLUSIONES

El Coaching es un proceso estructurado y centrado en resultados; en el cual el Coach trabaja con el individuo o grupo para clarificar aspectos, desafiar creencia autolimitadoras, modificar respuestas desfasadas, generar soluciones y emprender acciones apara potenciar el rendimiento.

1. Dentro del proceso de Coaching, el Coach, necesita considerar los diferentes modelos y canales de acceso preferencial de cada individuo para lograr su aprendizaje y lograr el cambio, como fin último de este proceso. Para ello el Coach requiere poseer unas competencias esenciales cognitivas, emocionales , lingüísticas y corporales. Así como conocer los Diferentes modelos de aprendizaje basado en el aprendizaje adulto o andrología.

2. Los Coach profesional guían al individuo o grupos para establecer, reforzar y alinear, a menudo mediante su propio ejemplo, valores y creencias capacitadores. De esta manera el Coaching incluye la posibilidad de asesorar y guiar desde un nivel más profundo que el de la comprensión cognitiva. Esta clase de tutoría acaba frecuentemente por ser internalizada como parte del individuo, de modo que la presencia física del Coach ya no resulta necesaria.

Iraima V. Martínez M.

 

- Sobre el Autor:

Dra En Educación / Investigadora del Comportamiento Organizacional, Orientador -Psicoterapeuta, Especialista en Dinámica de Grupos y Gerencia de Recursos Humanos, Maestría en Intervención Psicoterapeutica individual y grupal, entenamiento en coaching ontológico. Diplomado Internacional de Coaching Integral. UNESCO-UPEl-

 

Contacto: irma_articulos@hotmail.com

 

inicio | coaching | autoestima | coaching personal | sabiduría | inteligencia emocional | coaching empresarial | pnl

© www.portal-coaching.com - Todos los derechos reservados


SeoMaresme: Diseño Web

 

sitemap - Política de Privacidad

Valid HTML 4.01 Transitional¡CSS Válido!